jueves, 25 de febrero de 2016

SPOTLIGHT (2015)

EN LA MEJOR TRADICIÓN DEL PERIODISMO DE INVESTIGACIÓN 

Calificación: 3/5 


El director Thomas McCarthy se recupera del fracaso artístico pero también comercial de sus dos últimas películas, Win Win y Con la magia en los zapatos, y recobra el tono de sus dos mejores trabajos, Vias cruzadas y The visitor. Además, por primera vez, consigue salir de la esfera indie y llegar al gran público con un film que si bien no tiene nada que ver con el cine comercial actual tampoco mantiene las constantes, a veces reiterativas y agotadas, del cine independiente. Sin embargo, con Spotlight se vuelve a constatar que es mejor guionista que director, brillando mucho más en la construcción de relatos cinematográficos que en la puesta en escena. Eso sí, en sus películas (siendo ésta un ejemplo paradigmático) siempre consigue sacar el máximo partido al reparto, erigiéndose en uno de los más competentes directores de actores del Hollywood actual.

Con un material tan interesante y prometedor como el caso real en el que se basa el film, McCarthy se tenía que limitar a no fastidiarla…y eso es básicamente lo que hace. En pocas ocasiones consigue la brillantez o la excelencia pero nunca comete errores ni tampoco aburre, se dispersa o patina a la hora de recrear el caso y sus implicaciones.

A todos nos viene a la cabeza lo que hubiera podido hacer David Fincher con este argumento pero McCarthy opta por soluciones más convencionales que dan lugar a un film que hubiera sido magnífico hace 30 o 40 años pero que hoy en día luce un tanto apagado y convencional.

Los hallazgos principales los encontramos en la caracterización de algunos personajes como el que magníficamente interpreta Ruffalo, representación de todo el genuino dolor de aquél que se ha educado en la tradición católica y asiste con horror ante los delitos de algunos de sus miembros y la pasividad de las altas jerarquías de la iglesia. No se queda a la zaga como acierto la descripción de la importancia de la religión católica como vertebradora de toda una ciudad, Boston y el riesgo que supone para el personaje de Keaton sacar a la luz toda la inmundicia ocultada por sus amigos y compañeros de escuela, a la sazón fuerzas vivas fundamentales de la urbe. Keaton se enfrenta al dilema de tener que seguir viviendo entre ellos, una vez que la verdad salga a la luz o mirar para otro lado.

Sin embargo, la película da demasiadas vueltas sobre sí misma en el tramo central y carece de genuina emoción como para recibir la consideración de algo más, que no es poco, de una sólida y recomendable cinta.



 FICHA ARTÍSTICA Y SINOPSIS 

Estados Unidos, 2015.- 121 minutos.- Director: Thomas McCarthy.- Intérpretes: Mark Ruffalo, Michael Keaton, Rachel McAdams, Liev Schreiber, John Slattery, Stanley Tucci, Brian d'Arcy James, Gene Amoroso, Billy Crudup, Elena Wohl, Doug Murray, Sharon McFarlane.- DRAMA PERIODISTICO.- En 2002, un equipo de reporteros de investigación del Boston Globe destapó los escándalos de pederastia cometidos durante décadas por curas de Massachussets. La publicación de estos hechos, que la archidiócesis de Boston intentó ocultar, sacudió a la Iglesia Católica como institución